En la actualidad no es necesario describir la gastronomía segoviana como un conjunto de costumbres de calidad ya que su historia habla por sí sola. La orografía de la zona convierte a la zona en un lugar perfecto para la ganadería y la agricultura. Esta característica se hace visible en los restaurantes en Segovia. Además, todos los productos de la zona se regulan por la marca de calidad que lleva el nombre de Alimentos de Segovia, gestionado por la Diputación provincial.

Historia y cultura de Segovia

Su cultura gastronómica se remonta a 1931 cuando el mesonero Cándido adquirió el mesón del Azoguejo y se hizo con gran popularidad gracias a su cochinillo asado. El mesón pasó entonces a llamarse mesón Cándido, dando popularidad también a la manera de trinchar el cochinillo.

Pero la gran calidad de sus asados, así como la materia prima, no es suficiente para mantenerse en auge durante años. Por este motivo, la gastronomía segoviana ha sabido amoldarse a los tiempos que corren a la vez que se ha reinventado sin perder su gran esencia. De hecho, aquí te dejamos un menú actual de la zona que hace las delicias de todos los paladares.

En la actualidad

Gracias a los excelentes productos agrícolas y ganaderos, Segovia es una protagonista destacada de los fogones. De hecho, siempre ha tenido prestigiosos cocineros en la cocina.

Actualmente podemos disfrutar de una cocina tradicional, pero renovada y acorde a los gustos de los clientes.

Los platos que podemos encontrar incluyen: judiones de la granja, sopa castellana (sin lugar a dudas es el plato más humilde que se conoce en nuestro país), el chorizo de cantimpalo y junto al cochinillo asado de la forma castellana se une el lechazo. Estos últimos se convierten en las estrellas de un menú que dará el toque dulce con el ponche segoviano. ¿No te dan ganas de probarlo?