Los judiones de La Granja son el plato más conocido y admirado de la gastronomía segoviana. Y no es para menos, pues se trata de un guiso delicado que, con sencillos productos, logra una explosión de sabores que no dejará indiferente a los paladares más exigentes.

Características de los judiones de La Granja

Los judiones de La Granja son el mejor plato de cuchara de Segovia y del resto de Castilla y León. Su sabor inigualable y valor energético lo convierten en uno de los guisos preferidos para el invierno, tanto dentro como fuera de la región. Se ha convertido en parte fundamental -prácticamente, en un pilar- de la cultura de Segovia.

Sus principales protagonistas son los judiones que solo se cultivan en la zona de La Granja de San Ildefonso. Estas delicadas legumbres son guisadas lentamente con morcilla, chorizo y oreja de cerdo. Una mezcla que da lugar a un sabor y una textura únicos.

Historia

Muchos se sorprenderán al conocer que una legumbre tan deliciosa como el judión se utiliza, en un inicio, como alimento para los caballos de la Guardia Corps. Y es que se tiene constancia de que, desde finales del siglo XVIII, se comían en verde. Se cree que con el hambre de la posguerra es cuando se descubrió que, con la conveniente maduración, se convertían en un producto excepcional; que, en los años 50, se convirtió en lo mejor de la gastronomía segoviana.

Si quieres probar los mejores judiones de La Granja, no puedes dejar de visitar La Portada de Mediodía. Este restaurante, localizado en Torrecaballeros, te ofrece una cuidada selección de la gastronomía de Segovia, basada en la tradición y vanguardia. Sus instalaciones, cuidadas y elegantes; su entorno encantador y casi mágico; y una cocina basada en la excelencia y los sabores puros convierten a este salón en el lugar ideal para todo tipo de celebraciones.