El cochinillo segoviano y la característica manera en la que se trincha con el plato son, sin duda, símbolos reconocidos la gastronomía segoviana. Como sabes, el cochinillo es un plato típico de esta región, que se encuentra en la categoría de Marca de Garantía, por lo que es probablemente el más importante de la cultura de Segovia.

¿Cómo nació la tradición del cochinillo y el plato?

Este corte, que se ha convertido en una tradición de la ciudad, lo inventó un famoso asador segoviano que tenía un restaurante cerca del acueducto cuando tuvo que cortar la carne delante de sus clientes, pero no tenía un cuchillo cerca. Al ver que no tenía con qué cortar el cochinillo, decidió utilizar el plato para hacerlo, lo que fascinó a los clientes que se encontraban allí. Hoy en día, se sabe si elcochinillo está bien cocinado y tierno si se puede cortar fácilmente con el plato.

Además, de la mano de esta tradición puedes ver en algunos lugares cómo el chef tira el plato con el que ha cortado el cochinillo al suelo. Esto se debe a que cuando el famoso asador logró cortar la carne, tuvo tan mala suerte que el plato cayó al suelo y se rompió, algo que, para su sorpresa, encantó a los clientes. Este ritual se da normalmente en ocasiones especiales como las bodas, ya que la tradición dice que da buena suerte.

En las bodas hay, normalmente, una mesa especial para esta técnica en la que el camarero encargado cortará el cochinillo. También hay músicos que tocan la tradicional jota segoviana y bailarinas con el traje regional. El mesonero, después de recitar algunos versos, corta la carne con un plato y lo tira al suelo para que se rompa. Cuando esta ceremonia termina, los camareros sirven el cochinillo y los comensales pueden empezar a comer. Curioso, ¿no?