Las bodas en Segovia tienen su propio protocolo social. Existen ciertas normas que han pasado de generación en generación, como parte de la cultura de esta provincia. El protocolo es bastante importante, ya que puede variar, dependiendo del lugar, y nos podemos llevar sorpresas, si no lo aplicamos de forma correcta.

En nuestro país, las normas son muy similares, aunque puedan existir ciertas localidades con sus propias costumbres. Hoy nos centraremos en la cultura de Segovia, para conocer más detalles sobre la celebración de bodas en esta localidad.

Aspectos clave

1. La invitación

Es correcto contestar lo antes posible y confirmar la asistencia para que las personas que organizan el enlace matrimonial dispongan de tiempo suficiente.

2. La vestimenta

– Has de evitar los colores blanco y negro. El primero está reservado a la gran protagonista del día, la novia. El segundo es símbolo de luto, aunque se admite con la combinación de otros colores.

– Dependiendo del horario de celebración, la mujer puede optar por vestido corto o tipo cóctel, por la mañana o primera hora de la tarde; y largo, con complementos discretos, en por la tarde-noche.

– En cuanto a los hombres, los civiles pueden utilizar chaqué o traje oscuro, si son testigos. En el caso de los militares, pueden llevar el uniforme.

3. La ceremonia

Los invitados deben esperar a los novios dentro de la iglesia, puesto que quedarse en la puerta dificulta el acceso y la novia no luce igual. Solo el novio, la madrina y los testigos son los que esperan a la novia. A la salida, es costumbre lanzar puñados de arroz a los contrayentes, como símbolo de prosperidad.

4. El banquete

Debemos colocarnos en el lugar asignado y los niños suelen ser colocados juntos. Al final del banquete llega el postre, la tarta nupcial y el brindis. Posteriormente, los novios van de mesa en mesa para ser felicitados.