En el centro de España, muy cerca de Madrid, existe una joya que no te puedes perder. Es Segovia, una ciudad para pasear y empaparse de arte, historia y gastronomía. ¿Solo dispones de un día para conocer la cultura de Segovia? Entonces, sigue leyendo.

Las visitas imprescindibles en Segovia

El centro de la ciudad es peatonal, por lo que podrás descubrirlo caminando sin prisas y deteniéndote siempre que lo desees. Sin duda, tendrás que hacerlo cuando te encuentres con alguno de los siguientes monumentos.

El Acueducto Romano

El mayor emblema de Segovia es su acueducto. Los romanos eran ingenieros excepcionales, y el acueducto de Segovia lo demuestra con creces: sigue en pie después de unos 1.900 años, a pesar de haberse construido sin argamasa. Hasta hace pocos años el acueducto ha transportado el agua hasta la ciudad desde el manantial de Fuenfría, situado a 17 km. Sorprendente.

El Alcázar

Absolutamente imponente. Así se resume la visión del alcázar de Segovia, una fortaleza robusta que parece sacada de un cuento. Más que asentarse sobre el cerro, parece nacer directamente de él. Desde el siglo XII ha servido de castillo, palacio real, prisión, escuela militar y, ahora, museo. No dejes de visitarlo.

La Catedral de Segovia

Que sea conocida como la «dama de las catedrales» indica la importancia, solemnidad y belleza que tiene esta construcción gótico-renacentista. No tiene pérdida, esta maravilla arquitectónica se sitúa en la plaza Mayor y, con su sorprendente tamaño y altura (la torre del crucero alcanza los 90 metros), se impone sobre la ciudad como una noble, paciente y vigilante señora del siglo XVI.

Repetirás

Solo con un paseo por el centro captarás la magia de esta ciudad. Y después de visitar estos tres monumentos sabrás que, más pronto que tarde, volverás aSegovia. ¡No lo dudes!