Sabemos que Segovia es tierra de tradición e historia. Sus monumentos, sus paseos, sus calles, son representativos de ese pasado tan rico y tan importante. Pero la cultura de Segovia es mucho más. Una parte muy importante de esa cultura es su gastronomía, representante por excelencia de lo mejor de Castilla.

LA GASTRONOMÍA SEGOVIANA, ENTRE LA TRADICIÓN  Y LA INNOVACIÓN.

Sabemos que es heredera de una cocina de mesón, donde el horno es la estrella y las carnes son el plato por antonomasia, destacando el famoso cochinillo. Segovia sabe combinar a la perfección la gastronomía más tradicional con una cocina de innovación, donde la calidad del producto y la técnica se alían para que puedas disfrutar de platos sorprendentes y siempre deliciosos.

LOS VINOS SEGOVIANOS, ACOMPAÑANTES DE LUJO

Y si la gastronomía es uno de los principales atractivos de Segovia, no podemos dejar atrás sus vinos. La vid ha estado presente en las tierras de Segovia, como en el resto de la comarca regada por el Duero. La DOP Valtiendas apuesta por la variedad autóctona Tempranillo, y sus vinos, destacando el tinto, los podemos reconocer por sus aromas frescos a frutas. Los vinos de calidad de Valtiendas van poco a poco siendo reconocidos y los podrás ver ostentando un lugar privilegiado en las cartas de vinos de los restaurantes de Segovia. 

Segovia nos presenta una oferta gastronómica amplísima y para todos los gustos, donde las carnes, la trucha de río, las verduras de la huerta y los quesos artesanos se prestan igualmente para una cocina casera, sabrosa, a fuego lento, como para elaborar platos minimalistas e innovadores donde prima la pureza del sabor. Y sin olvidar que siempre podemos acompañar esta mesa incomparable con los vinos de Segovia, tintos o blancos, fruto de un terruño único donde las uvas maduran lentamente al sol que nos harán disfrutar de una magnífica comida.